Sunday, October 12, 2014

Prohibido entrar sin pantalones. Juan Bonilla. Alejandría, CC Paseo Las Mercedes. 09.10.2014


Prohibido entrar sin pantalones. Juan Bonilla. Seix Barral. 2013.
Alejandría, CC Paseo Las Mercedes. 09.10.2014

Gracias a todos los que han hecho posible este evento: a Juan Bonilla, a la embajada de España en Venezuela, a la editorial Planeta, a la FILUC, a la librería Alejandría…a los lectores y a ustedes los presentes…

Prohibido entrar sin pantalones de Juan Bonilla es una marcha a las hondonadas de una ruptura secular: ese cruce que parece no terminar de buen modo, entre el siglo XIX y el siglo XX…

Identifica y describe el contexto emocional y cultural de un artista, de su ciudad y de un cosmos…

Convoca a una ristra de hombres y mujeres, que serán parte de una marquesina repleta de apellidos movedizos, y que en sí misma, se vuelve hoja de ruta para el vistazo…

Es una novela repleta de poesía, viñetas, trompadas, amantes, invenciones, “publicidad-propaganda” al asedio del lector y del transeúnte…

En cierta escuela de arte –sin pretender dar demasiados spoilers-  las patotas, como pandillas estéticas serán, avant la lettre, The Warriors o Hooligans (creativos-destructivos) del enunciado y la imaginación…

Simbolistas, futuristas, acmeístas, egofuturistas, cubofuturistas, imaginistas… 

Jóvenes cuyos héroes apestan, muchas veces, a taylorismo, a Edison, a Einstein… maridados al diseño y de la mano del pincel, de todo vocablo irritante…

Maiakovski acontece a espaldas de su genio y viceversa, idas y venidas entre militancia, efímeros encarcelamientos, clandestinidad y vuelta a la tempestad de la ruptura epocal…

Un debate contra la quietud y la muerte, contra la ciudad idealizada y a partir de la ciudad total…

Bebemos en el Linterna Roja, somos convencidos del slogan como género poético, caminamos por el puente Kuznetsky…transitamos hogares, campos y callejones fuscos…somos parte  de tanto teatro y tanto ágape, que sin duda lastima la línea: “el puñetazo que te voy a meter nos va a matar a los dos”...

La mente de Maiakovski…Precursor de la idea del experimento y la intervención… de modelos cercanos como Disney, de Epcot Center, de los simuladores de deportes externos… del cine 4 D…es la experiencia estética integral…

Viajar al fondo de esta novela lima el mosaico interminable de la literatura de las guerras europeas, de los tiempos entre ellas, de los bocetos en las que concurrirían las siguientes matanzas…

Provoca, invita y genera conexiones al mundo de vida de John Reeds, trazada con acierto en Reds de Warren Beatty, obliga al repaso de Técnicas del Golpe de Estado de Curzio Malaparte, a la pesquisa de La fiesta de la insignificancia de Milan Kundera…obliga a calcular el peso de Cromwell, de levellers, diggers, de Robespierre, de Dantón, de jacobinos, girondinos…radicales y reformistas de todos los tiempos…

No perder Moscú es inventarla… es incluso, matarla varias veces, por la propia mano, antes de entregarla viva al enemigo…cosa que haría Stalin con su pastoral del disparo en la espalda, a la vuelta de la esquina. Por eso, “la ciudad del río Moskvá” navega, entre humos y tragos, por las venas del bardo que machacaba la lirica, a la usanza de la lámina encendida o del espejismo descabezado… 

En el caldo de las utopías, Maiakovski y sus amigos se valen de las historias propias y ajenas… rompen con la cuarta pared, abren el camino a Buñuel, Fellini y Woody Allen para que el cine sea la vida, y la vida plagie al cine, intimando en una correspondencia especular, donde lo de adentro y lo de afuera pueden cohabitar dando, no pocas veces miedo y no pocas veces risa…

Moscú es también un campo humano, un campo de transformaciones en donde la ingenuidad de los artistas, la maldad, la envidia y la flojera, son un coctel de pases de facturas, de venganzas: dígale usted labor patriótica o excusa burocrática…

Moscú es ahora un nuevo Paris, es el adulterio, casi como sindicato…es el ejemplo que brindarán Lily, el gigante de los dientes podridos y Osip compartiendo placeres a turnos, bajo el mismo techo…

En Prohibido entrar sin pantalones cada parágrafo remacha las aventuras, cada cuadro arma el caleidoscopio, cada apartado completa la rogativa de estas existencias, que se transforman, bajo la marcha y que pudieran sacar lo mejor -y lo peor de los hombres- bajo un plan de cambio de estructuras, que no sería más que un desalojo de élites por otras… 

Maiakovski veía en el corazón de los hombres y tropezaba con su interno ser, su indiscutible luz y sus estados de ánimo. Era el arqueólogo que limpiaba el barro de su axiomática circunstancia frente al mundo. Maiakovski, a la par de amante de carne, uñas y dientes, era una maquina de rayos equis…

El procedimiento de Juan Bonilla en estas páginas, es una pujanza. Integra tecnologías para la ligazón discursiva… fotografía con voz, mueve una señal sobre un perfil, presenta una efigie muda… o una voz silente… o un icono que se deduce, al tocarse entre las sombras de la propia transparencia…

Cómo imaginarse que el más grande poeta se haya convertido, sin dase cuenta o ex profeso –aún no lo sabemos- en figura propagandística en sí misma, en delator profesional, en el preferido de Lenin, aquel animal político conceptual que llegaría a definir al socialismo con la ecuación: “socialismo es igual a comunas más electricidad –soviets más electricidad- ”...

El entrelazado noble que se sustenta en las planas de Prohibido entrar sin pantalones, es un territorio al que se entra sin necesidad de papeles en regla. Como en alguna otra parte, el mismo autor indicara: “la novela es un país con fronteras más flexibles” y eso todo “lector-caminante-buscavidas” lo agradece…

Pensando tanto, resulta un poema perverso, en sí mismo, el hecho de que de la Okhrana se formara la Cheka y de allí la KGB…lo más poético –por extravagante-  es que haya sido Maiakovski, este artífice sistémico, quien redactara informes de inteligencia para depararles algunos futuros, más oscuros que otros, a compañeros de éxodo artístico…

El ciclo de la belleza, el recuerdo y el olvido sean tal vez tan sibilinos y enigmáticos como la esencia humana, pero sí se ha amado, también se puede sortear cualquier humana equivocación...
 
Nazdrovie, Поэт Maiakovski 
 
Gracias por estar aquí
 
Joaquín Ortega. Caracas. 09.10.2014




Saturday, September 06, 2014

Diario de un jodedor: ver o no ver: elogio breve del auto picón


 Ver o no ver: elogio breve del auto picón
Joaquín Ortega

“Pobre de aquel que creyó que estando casado, iba a tener cuca iba segura” Evangelio según mi padre


El humor hace que la muerte se vea más presentable, pero no hace que las balas recojan el daño que ya hicieron. Por eso dárselas de cómico las 24 horas del día solo lleva a tres destinos: que se te acabe el material; que te dejen en el piso de la fiesta con la ecuación del reguetón o el vallenato, es decir: muerte + cachucha + Nikes; o que te conviertas en una sanguijuela de los chistes

Una sanguijuela de los chistes es el típico cabeza de guevo que escucha, memoriza, graba y plagia con la ferocidad de un corroncho mutante cualquier cosa que le sirva a su “acto” o “stand up”. Esos típicos personajes roban tweets, escarban en páginas de internet extranjeras, desempolvan cadenas de Hotmail y pare usted de contar. Su único deseo es repetir la mayor cantidad de Boutades con el mínimo de esfuerzo posible. 

De esos chistositos encontramos a: los enfermos de titulares de periódico –agarran una noticia del mundo y la adjetivan con el apellido del dictador de turno de su país; los Marty McFly –los que están pegados en el pasado, pero sin posibilidad de sacarle algún provecho al futuro, son como el Capitán América y su listica, poniéndose al día con la cultura Pop, pero sin la decencia de quedarse callado como él -; los “ayayaistas” cultores del doble sentido -y posiblemente los que más proyectan al día, su peluquera de clóset- Son los que poseen tanta testosterona que requieren probarle a todos que es más macho, y de manera impertérrita,  se burla, casi que con cada respiro, del gay afeminado. Con el gay masculino no se meten tanto, porque saben que a lo mejor pierden la pelea o terminan enredados en una manga de coleo Brokeback Mountain.

Volviendo al tema de la mirada, cada quien advierte lo que le da la gana, pero casi con un giro personal, en realidad, notamos unas verdades a medias,  que termina aceptando el  bobo del cerebro, por culpa de la componenda entre prejuicios y complejos -y cuyo único fin- es el de remarcar y reafirmar fijaciones idiotas.

Al fin y al cabo, el que tenga ojos para ver, que vea y yo veo -por necio o por buzo-  culos, piernas y tetas. Las mujeres verán nalgas de tipos, bojotes, brazos… espaldas. El problema no es cuando uno nota a otro, sino cuando pilla uno su cuerpo, porque aparece en escena el gusanito de los complejos.

Sí usted es mujer, haga esto: párese  frente al espejo desnuda. Lo primerito que se va a ver es lo feo, más bien, lo que no le gusta de su cuerpo. Sí usted es hombre, por el contrario, lo más seguro es, que sí se para frente al espejo, en pelotas, lo primero que vea es lo que considera está más durito en su anatomía.  En pocas palabras, una mujer está buena pero le meterá al ojo al rollito, a la estría o a la celulitis, y sí es el turno del macho –gordo, en el chasis o fofo- observará con detenimiento ese hueso que se asemeja al del triatlonista del comercial de bebidas energéticas.

Seamos light: tú el homofóbico tipo normal, tú la homofóbica bíblica. No tienes idea de la cantidad de canciones y de música que se ha compuesto en el mundo cuyo objetivo era alguien del mismo sexo. Podrías ser un poco más abierto (a) y un poco menos tarado(a). Si no deja de silbar TODAS las canciones gay friendly mientras te empoderas de autoestima en el spinning del gimnasio.

Consultorio

P: Querido Joaquín. Soy una joven stripper que va pendiente de terminar su licenciatura en letras. Como siempre he querido romper con las vanas formas, que nos imponen en nuestras cuadradas casas de estudios, decidí conectar mi cuerpo a la palabra cada vez que me desnudo frente a rusos, chinos y compañeros de mi hermanito del colegio -que ahora son lideres comunitarios o millonarios solidarios con las causas de los oprimidos del mundo-  Así que, reemplazo la barra del pole dance por una serie de morfemas hechos de pastillaje de Splenda, que voy adhiriendo a mi cuerpo. Así, promuevo metaplasmos, efectos semánticos, sugiero cambios de condiciones funcionales alterando los acomodos gramaticales, por un sorpresivo pase de pezones por la cara y una pequeña liberación de mi liguero, frente a los rostros pasivos de los más viejitos, cada vez que hago un baile privado.  Mi problema es que ya no se cómo llamar a mi tesis, ni que más hacer con mi cuerpo en estos meses, que la universidad entrará en su merecido descanso vacacional. Tuya: Ana Karina Mari T Valeria Zombi Doll Pacheco Ces y Wolfenstein Hrastoviak. Alias @lacuerpa.

R:   Querida permutación de una canción de Arjona. Me encanta la verosimilitud con que asumes tu combinatoria de “trabajo-estudio-pole dancismo-palabra”. La última vez, que vi un proyecto tan honesto fue cuando caí por casualidad en un Behind Cameras donde Willem Dafoe se disfrazaba de Green Goblin, antes de entrar al set de Anticristo. Por eso, creo que tienes muchísimo futuro en el campo de la asistencia de tesistas estresados. Te recomiendo que tu próximo capítulo artístico se llame “pata de página”: pinta tu cuerpo como una portada de cualquier libro del Fondo de Cultura Económica y calza uno de tus piecitos con una réplica de la pata de Donald o Lucas, según te guste más Disney o Warner.  Luego baila con total naturalidad frente a tus clientes, tomando la mayor cantidad de propinas que puedas con la boca, hasta que tosas y tu performance cierre en una subiunctio que diversifique el significado y prorrumpa tipo epifonema, de manera súper nice semánticamente. Después me mandas el video. Ah, y tranquila que ociosa no vas a estar después de clases.  


Thursday, September 04, 2014

5 cosas que me gustan y me disgustan de Friends y Seinfeld





5 cosas que me gustan y me disgustan de Friends y Seinfeld
Joaquín Ortega

De Friends me disgusta lo siguiente:


1.- A pesar de que los personajes son arquetípicos (por ejemplo: un nerd  -Ross- que confunde sexo con amor y cuya autoestima emocional no se relaciona con su IQ; una fashionista con escaso sentido para las combinaciones –Rachel- marcada por un agudo síndrome de Runaway Bride; una come flor –Phoebe- que “ama” a la humanidad, pero que sabe que tendrá que matar  a sus “amigos” el día que la revolución llegue; Una ex gorda Mónica –compulsiva y con cero creatividad, para ser Chef-; un Don Juan con escasa suerte para los logros –Joey- y Chandler –un fracasado en el amor, que esconde su soledad entre chistes y una historia paraguas como la de su papá travesti) se les obliga a tomar decisiones, una y otra vez, que van mucho más allá de sus psicologías y valores. Sí, sé que es humor, pero hay que ser un poquito estructurado a veces. 

2.- cuando llegó el momento donde la imaginación se agota o- no hay más presupuesto para contratar actores nuevos- las relaciones sexuales se convirtieron en un “todos contra todos”. Un show Swinger habría sido más honesto y menos tedioso que ese “enroque” erótico de préstame y devuélveme tu jevo (a).

3.- el New York imaginario, en donde no habían otras etnias, sino hasta la cuarta temporada –y casi de casualidad- se prestó a que les dieran con el tobo, desde todas las perspectivas críticas, y del tiro tuvieron que meter a Aisha Tyler para que dejaran el fastidio

4.- las temporadas 5 y 6 posiblemente habrían funcionado como una sola. La sobresaturación y utilización de personajes y eventos Deus Ex Machina, hicieron que hasta la gente acostumbrada al folletín dijera: “caramba esto ya parece una telenovela venezolana”

5.- el agotamiento de los chistes, la repetición de los gags de temporadas previas, la manida verosimilitud de las situaciones -muchas veces inspiradas en el ramillete de circunstancias de obres de teatro llevadas al cine como Boeing Boeing (John Rich, 1965) o The Odd Couple (Original de Neil Simon)- hicieron que el televidente entrenado, solo se quedara hasta el final para ver quien terminaba con quién. 

Lo que me gustó de Friends


1.- El buen gusto para los establish del Village y otros lugares de la manzana idealizada por el mundo audiovisual

2.- El tema musical pegajoso de The Rembrandts

3.-El movimiento a Londres –entre otras cosas por el éxito en el Reino Unido-

4.- La cantidad inmensa de parodias que se han hecho desde las más recientes –The Simpsons o Family Guy- hasta las primeras como las de Murder She Wrote.

5.- El Spin Off “Joey”, que demostró –por las malas,  que no se puede abusar del televidente

Lo que me disgustó de Seinfeld:


1.- Jerry Seinfeld es la mudez proxémica. En pocas palabras, no transmite nada, excepto su propio yo. Es un humorista honesto y directo, pero tiene cero puntos en competencias actorales

2.- el humor existencial que idean Jerry Seinfeld y Larry David se nutre del arquetipo judío de la cárcel familiar. Creo que fue George Carlin el que dijo una vez que Seinfeld era sartreana como Sin Salida. Y creo que tenía toda la razón. “El infierno son los otros” y Seinfeld es un personaje misántropo, rodeado de gente que solo soportamos por capítulos de 22 minutos y a la distancia.

3.- la historia de que es un show que es un “anti show” es un lugar común tendencioso y distorsionador. Es un programa racionalmente escrito, diagramado competentemente, con arcos y colisiones entre personajes exteriores y recurrentes. El problema es que cuando entiendes su mecánica celeste, terminas contando cada 25 segundos para ver el giro de cámara, la aparición de Kramer por la puerta, la irrupción de un problema callejero en la trama, o la iniciación de un ritual maniático de los personajes centrales. Es una relojería perfecta que admirarán mucho más, quienes desconocen el por qué del tic tac.

4.- el personaje de Elaine rompe con la típica mujer tonta, anaorgásmica o manejable por el entorno. Sí ella quiere, muchas veces puede, aunque en el hábitat del humor, se le dificulte cumplir con cualquier deseo consciente o inconsciente. Por otro lado, George es una mata maligna de fracaso, que debe recibir un castigo divino a sus deseos y acciones, y casi siempre los resultados son mayores, de los que sus pecados merecen.

5.- Si este programa debió haber tenido un nombre fue el “Show de Kramer”,  figura catalizadora y autónoma frente a la organización del resto de los personajes diagramados

Lo que me disgusta de Seinfeld


1.- los padres de George merecieron tener al menos un par de programas en solitario. Su vida da para mucho más, que ese cuasi relleno que significó su presencia en la serie.

2.- la nevera también debió tener un especial. Al menos, le rindieron homenaje regalando unas réplicas miniaturas en uno de sus aniversarios

3.- los mejores punch lines se los guardó Seinfeld para su rutina de stand up

4.- el mal ajeno es un buen tema para el humor, pero la felicidad ajena envidiada, creo que a la larga, es un mal ejemplo

5.- una temporada más, antes de terminar hubiese sido no solo necesaria, sino útil para redondear la obra. Así, Larry David no habría repetido la misma fórmula de meterse en un pequeño problema y estirarlo como un chicle en Curb Your Enthusiasm.


Thursday, July 24, 2014

13 tentempiés creativos


13 tentempiés creativos
Joaquín Ortega

Para entender los procesos creativos, nada mejor que estudiarlos en sentido inverso: a primera vista,  son como ondas en el agua, que se forman a partir de la piedra lanzada; pero, realmente son técnicas de extracción de sensaciones. Un proceso creativo es un viaje de vuelta, que muchas veces intuimos.   

Para entender la creatividad debes ser un viajante en constante movimiento, debes observar los simbolismos, advertir las señales, a cada lado de la carretera. Debes agradecer cada sobresalto que te proporciona lo inmaterial sobre lo cotidiano. Sí algo te asusta, vas por buen camino.

La creatividad  se expresa en una mezcla de modulaciones y procederes, tanto femeninos como masculinos. Escucha una voz femenina para completar un diseño para hombres, dale un remate varonil a un proyecto solo para damas.

Los alquimistas hablaban del “martirio de los metales”, une y compacta, desanuda y emulsiona los materiales de los que está hecho tu proyecto. Lo que obtengas al final del día, puede ser un nuevo tejido o un nuevo marco que hable por sí mismo.

Las influencias culturales y estéticas van directo al horno que es tu mente. Haz que un par de ideas se cocinen unas cuantas horas, agrégale a ese horno una cultura exótica o simplemente ajena a la tuya. Al cabo de un rato, el efecto sobre las formas y la presentación será completamente nuevo.

Dos excelentes ideas juntas pueden parecer sublimes, pero también, pueden ser simple material para pájaros carroñeros.  Toda exageración no es más que sobrediseño.

Una idea parece totalmente distinta sí la vemos de día o de noche. Igualmente pasa si quien la recibe se está despertando -o está a punto de ir a dormir. Revisa los husos horarios para que la creatividad sea bien entendida, incluso contra ciclos circadianos contrarios.

Juega con la idea como un niño. Huélela, siéntela, métela de ser posible dentro de tus bolsillos. Revísala y guárdala. Descríbela con los ojos cerrados y transmítela de boca a boca. Que luego, cada miembro del equipo haga una versión propia, de esa primera impresión que recibieron.

La creatividad es una cadena de dudas que se van garabateando en silencio y resolviendo en publico.

A veces, la creatividad puede ser un plano oculto, que yace debajo de los escombros de cientos de ideas rotas y proyectos fallidos. Remover con cuidado las equivocaciones ajenas enseña a valorar mejor el pasado, y da pie a nuevos resultados.

La sensibilidad humana debe trascender y mantenerse en todo producto o creación. Imaginamos historias, frases, sueños, lugares habitables para humanos vivos, con un tiempo determinado en la tierra, un creativo debe pensar el instante, pero no debe contentarse con solo ver el trecho corto.

La creatividad debe ser un sacramento entre creadores y creativos, por eso es que cada cuaderno tiene sus propios jeroglíficos.

Saborea y pinta momentos, observa y construye escenas, inhala y fantasea con lugares, escucha y colecciona entonaciones. La creatividad viaja en todas las direcciones y te visita constantemente. 


Wednesday, July 23, 2014

Ellas son...


Diario de un jodedor: El Silencio


Diario de un jodedor: El Silencio
Joaquín Ortega


En un mundo en donde las leyes prohíben todo, las cosas malas terminan ocurriendo en voz baja: las mujeres siguen recibiendo bofetadas, los infantes llevando carajazos, los ancianos paran en depósitos de viejos y las mascotas sin dueño, finalizan su tiempo de vida, en manos de carniceros, brujos o cirqueros.

Pero como de lo malo no hay que hablar, en vista de que el imperio de lo bonito triunfa -y mentalizar el éxito es materia obligada, una vez que se cae en las garras de El Secreto- hablemos de los silencios.

En un país cualquiera –que no es este- el silencio se está haciendo común: callamos ante el  vecino que rascado y jalado impone -a media mañana- la tierna asfixiofilia a  sus amantes o prepagos de turno; callamos ante su proactividad en los arreglos mecánicos a las tres de la madrugada; callamos ante  sus despechos interdiarios y su sabrosura semanal, porque es enano, alzado, guapo y apoyado. Callamos en la calle ante cualquier motorizado, porque sabemos que son horda y sí trabaja decentemente jamás lo sabremos, porque sus iguales -de chaleco de moto taxi o de chaqueta de  alta cilindrada- son potenciales abejas asesinas, esperando por un medio pelón del conductor o los peatones.   

Es la sociedad actual, la de la apoteosis del escolta, de la chapa asignada, del raspa cupo, del DJ del narco, del corrupto habitué de restaurant -con nombres que jamás podrá pronunciar- y del empistolado -que no sale sin gel en el pelo- solo sobrevive el que adorna su silencio con la sonrisa y los “buenos días” que jamás serán contestados, dentro o fuera del ascensor.

Solo sobrevivirá el que se calle y se haga el guevón,  porque reclamar es sinónimo de: “¿Tu como que eres guarimbero y vas preso por estudiante?” Los chácharos y los minions –en su, para nada, amarilla forma- pisarán con sus Timberland nuevas, todo lo que huela a ciudadano alzado.

Y por si esta pesadilla de Hello Kitty con dildo strap on no fuera suficiente, ahora, resulta que señalar lo feo se traduce como la actividad de un hater. Y digo yo ¿abominar lo oscuro, indigestarte con la tosquedad y la coprolalia, no querer parecerte a lo que, a leguas es una fiereza pre homínida y un retroceso civilizatorio es lo equivocado? No bañarse por propio deseo está bien, pero a juro jamás. 

Por eso, cada vez que veo a un perito del silencio cómplice, a un orador de centro comercial, a un profeta de un futuro chévere –que de bolas, nunca llegará- , a un científico social, que con pepas de ciruelas en los bolsillos del flux, predice la aparición de un cometa -signo de la brillante economía recuperada- cada bendita vez que me los topo, cambio de canal mental y me tiro de lleno en un mar de comiquitas, esperando terminar engullido por las tripas asesinas de una orca color arcoíris.

Eso sí, este sueño no termina con mi muerte en dibujos animados, porque por algún huequito voy a ver a todos los cabrones de esta máquina multiplicadora de estulticia y zombilogía Caribe…algún día, los veré decir, viendo bien cagados para los lados, y mientras estiran las centésimas de un micro sueldo foráneo,  las múltiples entonaciones de la frase: “no, no creo”

Consultorio:

Querido Joaquín: soy una aspirante a locutora en una radio por internet en la madrugada. Toda la vida me he preparado, desde que me bañaba en la ducha sin puertas de mi primita menor, que es stripper por herencia materna y masajista por herencia paterna. En fin, tengo meses haciendo lo posible por lograr un espacio en esa excelente emisora que, a veces tiene, ¡hasta 16 personas a la vez, por streaming! He practicado técnicas de vocalización, respiración, lectura con lápices y pelotitas de hierro en la boca. Hasta ahora, ningún gerente de esta prestigiosa radio –ya me han entrevistado 11 de ellos, creo que los cambian con mucha rapidez, y de paso, todos se ponen el mismo flux y corbata que se puso el primero-  ha tenido la gentileza de devolverme mis bailes privados, digo mis audiciones grabadas en audio y video, con “total apego a los altos estándares de las pelis de Michael Bay”, a decir, de un vecinito mío, a quien también le bailo y le locuteo dos veces por semana. Dime, ¿será que no estoy locuteando bien, que me falta para ser la que mejor locuta? Tuya, Reyna Ware Asocancha Libia Siria Rojas Matute Granier Avalos. Alias, la Gargarella.



R: Mi muy apreciada lacto dependiente del Isolate de Mega Man. Tus temas de conversación son tan amplios y profundos, como la comisura del labio inferior, de cualquier ex mujer de Tom Cruise. Es por ello que te invito a que memorices diálogos de películas mudas alemanas, especialmente las del periodo 1909-1912. Dichas frases te ayudarán a que todo gerente piense, al menos dos veces, en no devolverte la llamada o en no repetirte la invitación a “conversar” en su oficina. Lo más seguro es que creas que estas poseída, pero eso a ti no te importa. Ahora, debes enfocarte en que te den un programa en esa prestigiosa emisora por internet. Así que te invito a que abras una cuenta en twitter en donde preguntarás todas las mañanas: “¿Cómo le pongo a mi show?” Anota todas las opciones y cuando elijas una al azar, entrevista a la gente que hace cola en un restaurant vegetariano y que ese sea tu piloto, para ofrecerlo en el vasto mundo del espacio radio eléctrico digital. Cuando tengas un chance envía una foto tuya, parcialmente desnuda, alimentando a un tucán disecado, o en su defecto dale oreo picadita a un buhonero de CIDIS cristianos, boca a boca.